28 de febrero de 2012

La apuesta por la REHABILITACION ENERGÉTICA de edificios

Habitualmente los edificios obligados a pasar la Inspección Técnica se someten o han sido sometidos a labores de mantenimiento o reparación, normalmente se trata de rehabilitar la envolvente (fachadas y/o cubiertas) recuperándose las condiciones de estética, de estanqueidad y en ocasiones de seguridad; actualmente surge la necesidad del ahorro energético por lo que, como sugerencia en Servicios y Asesoramiento Técnico entendemos que en toda obra de reparación de un edificio existente se debe contemplar la posibilidad de la Rehabilitación Energética.

Las intervenciones de rehabilitación energética más usuales, se podrían resumir en:

  • Mejora del aislamiento térmico en cubierta.
  • Mejora del aislamiento térmico en fachadas y/o medianeras.
  • Mejora de las carpinterías exteriores.
  • Revisión de instalaciones térmicas.
  • etc.

Basamos nuestra propuesta en que:

ü      Económicamente la rehabilitación energética, es una inversión a corto plazo interesante pues el desembolso se recupera mediante la rebaja en la factura energética.

ü      Existen numerosas líneas de subvención o deducciones fiscales dirigidas hacía la mejora del comportamiento energético de los edificios.

ü      La Certificación de la Eficiencia Energética en edificios existentes, será obligada a corto plazo, para poder transmitir o alquilar una vivienda será necesario declarar la clase energética del edificio; evidentemente una vivienda con mejor clasificación energética será más cara que otra menos eficiente.

ü      La mejora de la capacidad aislante térmica lleva implícita la mejora de las condiciones de aislamiento acústico, cuestión muy interesante en fachadas y cubiertas.


Insertamos a continuación, un video ilustrativo muy clarificador ”Aislamiento Térmico de Edificios”, editado por el IDAE.

 


2 comentarios:

  1. Es evidente, que la rehabilitación energética tiene muchas ventajas para el usuario, como las que aquí has mencionado Felix.
    Además yo añadiría el beneficio que, para la economía del país supone, el ahorro energético generalizado, que nos hará ser, en un futuro, menos dependientes de los paises de los que importamos estos recursos, con lo que ello conlleva para nuestra balanza comercial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es José Antonio, muy importante lo que apuntas.

      Eliminar

Para dejar un comentario, AQUI