5 de abril de 2012

Como construir un CARRIL BICI de hormigón

Cada vez es más frecuente la puesta en servicio de carriles bici en todos los municipios españoles, el impulso del uso de la bicicleta en el ámbito urbano y rural no solo aporta al ciudadano una alternativa de ocio y deporte sino que mediante la reducción del tráfico de coches se consigue la contaminación atmosférica y el consumo de carburantes.

En los carriles bici de nueva creación es posible optar por sistemas rígidos (de hormigón) o flexibles (de mezclas bituminosas), cada una presenta unas ventajas sobre la otra, por lo que su empleo dependerá del uso real, de la ubicación del carril bici.

En esta entrada nos centraremos en los carriles bici de hormigón, para lo que recurrimos a la Guía Técnica del IECA Carriles bici con pavimentos de hormigón de donde extraemos las indicaciones que a continuación detallamos.

El Proyecto deberá definir claramente los siguientes aspectos:

- El ancho del carril bici será:

Ø      si el carril es de sentido único: de 1.50 a 3.00 m.
Ø      si es de doble sentido: de 2.50 a 4.00 m.

- Las pendientes deberán ser:

Ø      en sentido transversal: peralte mínimo de 1 a 2% para drenaje.
Ø      En sentido longitudinal: en lo posible se limitarán, de forma que:

o       en pendientes >5% máximo en 120 m.
o       en pendientes >8% máximo en 45 m.

- El tipo de hormigón deberá ser acorde al tipo de explanada y al espesor del pavimento. la Guía del IECA nos propone los siguientes espesores.


- Es fundamental la calidad adecuada del hormigón para el ambiente en el que se va a exponer, al tratarse de  un elemento superficial la degradación podría ser rápida ante una mala elección del hormigón, se deberán aplicar  las prescripciones del punto 37.2.3. de EHE.

- En los casos que se aplique hormigón coloreado, se aconseja utilizar sistema bicapa, coloreandose la capa superior; es aconsejable el uso de pigmentos inorgánicos.

- Cuando la plataforma de asiento no es buena, se deberá mejorar la explanada con la aplicación de capa de zahorra compactada, o mejor aún, suelo estabilizado con cemento, con grados de compactación mínimo del 97% del Proctor Modificado.

- El diseño y ejecución de juntas de contracción/dilatación es crucial para un buen aspecto y una durabilidad aceptable, muy recomendable ver los tipos de juntas que se explican en la Guía de IECA, de forma orientativa se recomienda cumplir con la condición más restrictiva entre las que se citan:

Ø      No superar 3.5 a 4 metros de separación entre juntas.
Ø      No superar 25 veces el espesor de la losa de separación entre juntas.
Ø      La separación entre juntas no superará el doble del ancho de la losa.

- La ejecución de estos elementos de hormigón no es distinta a cualquier pavimento de hormigón, por lo que se estará a los manuales o normas de buena práctica constructiva en soleras de hormigón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para dejar un comentario, AQUI