10 de abril de 2012

El diseño y la ejecución de las juntas en pavimentos y soleras de hormigón, la CLAVE DEL ÉXITO.

Los pavimentos de hormigón, habitualmente en masa, son el tipo más empleado en Edificación y en Obra Civil, como soporte para otros pavimentos o como pavimento terminado son elementos susceptibles de sufrir fisuración o agrietamiento al concurrir dos circunstancias, por un lado el hormigón al fraguar y endurecer experimenta un proceso térmico y de evaporación con la consiguiente retracción de volumen, por otra parte las soleras son elementos superficiales que sufren más los efectos del cambio térmico.

No hay nada más antiestético y que cuestione más la calidad de lo ejecutado que un agrietamiento irregular y descontrolado de un pavimento de hormigón, por tanto merece mucho la pena ser cuidadoso con este tipo de elementos.

Además de la calidad de hormigón, la dosificación, la relación agua/cemento, la puesta en obra, el curado y los demás factores que intervienen, la clave del éxito de un pavimento de hormigón es el DISEÑO y la buena EJECUCIÓN de las JUNTAS que seccionen la losa o faciliten la rotura de la solera en su recorrido.

Un error muy recurrente es no definir en el Proyecto de Ejecución, la situación y el tipo de juntas a realizar en los pavimentos de hormigón, realizándose a discreción del personal de obra y con cierta frecuencia se comprueban juntas ineficaces que provocan fisuras o grietas descontroladas.

En Servicios y Asesoramiento Técnico reconocemos la Ficha Técnica del IECA, “Diseño y Ejecución de juntas en pavimentos y soleras de hormigón” como documento útil para el proyecto y ejecución de pavimentos de hormigón.

En la guía se dan recomendaciones e instrucciones para el diseño y la ejecución de juntas de contracción, de dilatación y de ejecución, de forma que:

JUNTAS DE CONTRACCIÓN

Las más necesarias, su misión es limitar la extensión de los paños a valores admisibles, de esa forma se reduzcan y disipen las tensiones de retracción o por variaciones térmicas y en consecuencia no se produzcan fisuras entre juntas.

La distancia máxima entre juntas deberá ser definida con claridad, de forma que no superará:

-         Por el espesor de la losa: Separación máxima menos a 20 ó 25 veces el grueso de la losa


-         Se deberá cuidad la geometría de los paños resultantes, evitando paños muy alargados (figura 2) limitando la relación (lado mayor/lado menor) < 1.5; se evitarán ángulos inferiores a 60º (figura 3) y a ser posible se organizarán las juntas en prolongación no al tresbolillo (figura 4).



La ejecución de las juntas de contracción, habitualmente realizada por serrado de la losa mediante discos de diamante o carborundo, para garantizar la eficacia de la junta se deberá profundizar 1/4 o 1/3 del espesor de la losa.

JUNTAS DE DILATACIÓN

Son las juntas que se prevén para absorber las tensiones expansivas producidas por aumentos de temperatura, si la losa encuentra elementos fijos que coarten su expansión la losa se fisurará; estas juntas consisten en colocar algún elemento compresible (madera impregnada, láminas de poliuretano, poliestireno expandido, etc.) entre la losa y el elemento fijo (muros perimetrales, arquetas, pozos de registro, etc.).


El espesor de la junta estará entre 5 a 20 mm. dependiendo de la superficie del paño, con interrupción total del grueso de la losa y con tratamiento de relleno y sellado adecuado.

JUNTAS DE CONSTRUCCIÓN

Se trata de las juntas que se forman entre fases de hormigonado de la losa con un desfase importante de tiempo, deben ser previstas en proyecto y coincidentes con las juntas de contracción.


Para dirigirse a la Ficha Técnica del IECA, “Diseño y Ejecución de juntas en pavimentos y soleras de hormigón”, haga CLICK AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para dejar un comentario, AQUI